El asma es una enfermedad crónica de los pulmones que inflama y estrecha las vías respiratorias. Las enfermedades crónicas son enfermedades que duran mucho tiempo. El asma causa períodos repetidos de sibilancias (silbidos al respirar), presión en el pecho, dificultad para respirar y tos. Con frecuencia la tos se presenta por la noche o en las primeras horas de la mañana.

El asma afecta a personas de todas las edades, pero por lo general comienza durante la infancia. No se conoce la causa del asma. Si sus padres tienen o tuvieron asma, es más probable que usted también sea asmático. Sin embargo, es posible que usted no sea alérgico o sensible a las mismas cosas.

Obtenga atención médica de inmediato si tiene alguno de estos síntomas:

  • Tos severa o silbido fuerte
  • Dificultad para hablar (no tiene deseos de tragar ni comer).
  • Hombros encorvados para respirar (no puede acostarse sobre su espalda).
  • Fosas nasales abiertas más de lo normal para respirar.
  • Piel pálida o de color grisáceo.
  • Palidez o color azul en los labios o el área que rodea la boca.
  • Lectura del medidor de flujo respiratorio en la zona de peligro. Su doctor le explicará el significado de las zonas.

Para mayor información sobre el asma y su tratamiento, puede consultarnos a ILAAI Instituto Latinoamericano de Alergia, Asma e Inmunología, escríbenos en el formulario que se encuentra en esta página.


A continuación encuentra nuestros últimos post sobre Asma en Facebook.

¿Cuáles son los desencadenantes del asma?

En niños y en adultos asmáticos, los principales desencadenantes de crisis de asma son las infecciones respiratorias virales, siendo los más comunes los virus que causan los resfriados comunes. Otros factores desencadenantes de crisis o que ayudan a que se mantengan los síntomas, son los ácaros que viven en el polvo doméstico (llamados dermatophagoides) y los pólenes de plantas, flores, árboles, etc. Otros agentes que pueden desencadenar crisis de asma son los hongos, el pelo y caspa de animales (gato, perro, aves, etc.). Existen otros desencadenantes como son el frío, el ejercicio, el estrés o la Aspirina (ácido acetilsalicílico), productos de aseo doméstico (cloro, etc).

El humo del tabaco es el principal irritante inespecífico para los bronquios y por tanto facilita la producción de crisis en los niños asmáticos.


¿Qué relación hay entre alergia y asma?

Mas de la mitad de los niños asmáticos no tienen alergia demostrable. En niños genéticamente predispuestos a tener asma (antecedentes familiares directos de asma), la alergia  es más común; sin embargo,  no hay evidencias de una  relación causal. Por lo tanto  alergia y asma no son lo mismo; un niño/adolescente puede ser asmático y no tener alergia.


El asma y los cuidados especiales durante el verano

El asma no da tregua ni en verano aunque muchos pacientes suspendan la medicación durante los meses de mayor calor para descansar del tratamiento. Una recaída puede perjudicar los beneficios alcanzados sobre la inflamación bronquial y poner al paciente en riesgo.

El INSTITUTO LATINOAMERICANO DE ALERGIA, ASMA E INMUNOLOGÍA recomienda que es fundamental que el paciente asmático no tome decisiones solo y siga las indicaciones de su médico. El clima de verano es más propicio para los asmáticos, pero no implica que el asma no ataque en verano.

Se aconseja evitar desencadenantes que pueden ser más comunes en verano, por ejemplo, cambios bruscos de temperatura por aires acondicionados, cloro de las piscinas, aprovechar para realizar actividad física. Dado que las condiciones ambientales son más favorables en este momento del año, el paciente puede realizar y practicar deportes al aire libre.

Para los que viajan es clave llevar la medicación e indicaciones médicas correspondientes de manera a continuar el tratamiento médico indicado.


Alergias de Verano: al polen y ácaros

En función del destino, el polen puede estar más o menos presente. Si vamos a viajar, no olvidar los medicamentos para tratar la rinoconjuntivitis y asma polínica. Asimismo, la temperatura y la humedad relativa del ambiente crean el escenario perfecto para la proliferación de los ácaros. Especial cuidado con las casas que llevan varios meses cerradas.


¿Sufres de asma? ¿Conoce sus síntomas?

La enfermedad se manifiesta de diferentes formas:
👉 La tos, generalmente seca y que se presentan en forma de accesos. Esta puede anunciar el comienzo de una crisis o ser el evento principal;
👉 El silbido en el pecho es probablemente el síntoma más común del asma;
👉 La dificultad respiratoria asociada con el silbido puede adoptar diferentes formas. La opresión (o sensación de pecho bloqueado) puede ser interpretada como una alerta cardiaca en los ancianos.

Estos signos pueden ocurrir en la noche o durante el ejercicio, a menudo intercalados con largos periodos de calma.


Infografia ASMA

El asma es una enfermedad de la vía aérea inferior, que causa obstrucción del flujo de aire al pasar por los bronquios. 
Las principales molestias del paciente son tos, sibilancias, opresión o dolor en el pecho y falta de aire. 


Consulta Ahora!