Cada primavera, verano y otoño, árboles, malezas y pasto liberan pequeños granos de polen al ambiente. Algunos de ellos terminan en su nariz y garganta. Esto puede provocar un tipo de alergia llamada rinitis alérgica.

Los síntomas pueden incluir:

  • Estornudos, a menudo con congestión o romadizo nasal
  • Tos y goteo nasal posterior
  • Picazón de ojos, nariz y garganta
  • Ojeras

En ILAAI Instituto Latinoamericano de Alergia, Asma e Inmunología diagnosticamos la rinitis alérgica con un examen físico y sus síntomas. A veces se utilizan pruebas de sangre o de piel. Algunas medicinas y sprays nasales pueden aliviar los síntomas. También puede hacerse enjuagues nasales. Las inyecciones para la alergia pueden hacerlo menos sensible al polen y brindar alivio a largo plazo.


A continuación encuentra nuestros últimos post sobre Rinitis Alérgica en Facebook.

¿Tengo una alergia o un resfriado?

A veces es difícil diferenciar estas afecciones y lo que pensamos que es un resfriado común puede ser en realidad una alergia.

La Rinitis Alérgica se puede manifestar en cualquier época del año. En éstas quizá las características diferenciales más importantes son el picor nasal y la mucosidad acuosa, junto con los estornudos en salva y la afectación de los ojos. En el resfriado los mocos son más espesos, se produce un menor número de estornudos, y puede aparecer fiebre.


¿Cuáles pueden ser los factores de riesgo para la Rinitis Alérgica?

Como la rinitis alérgica no es otra cosa que una reacción alérgica de la cavidad nasal, las personas con otras enfermedades de origen alérgico, como asma, eczema, conjuntivitis alérgica, urticaria, etc., presentan un mayor riesgo de tener rinitis de origen alérgico.


Consulta Ahora!